¡Agradecido por su cuidado!

Entrégale tus cargas al Señor, y él cuidará de ti; no permitirá que los justos tropiecen y caigan.
Salmos 55:22 NTV

__________________________________________________________________

Recibir el cuidado de Dios para nuestras vidas no es una promesa; ¡Es una decisión! Es resolver ya no seguir confiando en nosotros mismos; es decidir que no continuaremos cargando por cuenta propia, nuestros problemas, nuestras angustias, nuestras culpas, nuestros temores, nuestros fracasos o nuestras penas. Pero va más allá de esto; confiar en el Señor para no tropezar, ni caer y ser exitosos en lo que hagamos, es decidir no depender de mis habilidades, de mis recursos, de mis influencias o incluso de mi religiosidad. Solo podremos recibir el cuidado de Dios cuando dejamos de confiar en nosotros mismos. —¡Gracias Señor por tu cuidado!

© CAYADO Consultancy – Febrero 2015

Posted on February 5, 2015, in Salmos and tagged , , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: