¡Agradecido por su silencio!

¡Oh Dios, no guardes silencio! No cierres tus oídos; no te quedes callado, oh Dios.
Salmos 83:1 NTV

__________________________________________________________________

Muchas veces he querido gritarle a Dios, sentir que mis palabras no mueren en su silencio; sin embargo, he aprendido que su silencio moldea mi paciencia, aumenta mi fe y me ayuda a entender cuando he estado equivocado. He llegado a entender que Dios me escucha aún cuando él permanece callado, y que contrario a lo que yo pueda pensar, su silencio siempre es para mi propio beneficio. Mi necesidad de ser escuchado hace que me centre en mí mismo; en cambio, cuando Dios calla mi atención se centra en él y en lo que él hará. El silencio es un lenguaje que Dios utiliza para mostrarme su amor, y que debo saber interpretar. —¡Gracias Señor por tu silencio!

© CAYADO Consultancy – Enero 2015

Posted on January 31, 2015, in Salmos and tagged , , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: