¡Agradecido por tu protección!

El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro.
Salmos 18:2 NTV

__________________________________________________________________

Protegerse es una reacción instintiva del ser humano; nadie quiere, ni busca ser dañado, a menos que algo fuera de lo normal esté pasando. Luchamos por protegernos de la vergüenza, de los fracasos, de las burlas; en fin, de todo aquello que nos angustia y nos haga parecer débiles. Pero cuando nos protegemos usando nuestros propios medios, creamos barreras o mecanismos de defensa que a la larga nos debilitan más, pues en realidad estos no nos protegen ya que solo soslayan aquello que nos debilita. Solo en Dios encontramos la verdadera protección, su cuidado nos libera, pues solo cuando reconocemos ante él nuestra debilidad es que somos fuertes. Cuando confiamos en Dios podemos aceptar sin temor nuestra debilidad, y es entonces cuando descansamos plenamente en su protección, la que contrario a nuestros propios esfuerzos, nunca falla. —¡Gracias Señor por protegerme!

© CAYADO Consultancy – Enero 2015

Posted on January 30, 2015, in Salmos and tagged , , , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: