¡Agradecido por mis suegros!

—Sí, lo sé —respondió Booz—; pero también sé todo lo que has hecho por tu suegra desde la muerte de tu esposo. He oído que dejaste a tu padre y a tu madre, y a tu tierra natal, para vivir aquí entre gente totalmente desconocida.
—¡No está bien lo que haces! —exclamó el suegro de Moisés—. Así acabarás agotado y también se agotará el pueblo. Esta tarea es una carga demasiado pesada para una sola persona..
Rut 2:11; Éxodo 18:17-18 NTV

__________________________________________________________________

Los suegros, y en especial las suegras, son para muchos el blanco de chistes irrespetuosos o comentarios denigrantes. Por otra parte, las relaciones entre yernos o nueras con sus suegros pueden ser tensas y tornarse difíciles al disputarse quien tiene  “el control” o “el poder”, y si bien es cierto que Dios mismo estipuló que tendríamos que dejar a nuestros padres al casarnos, esto no significa que los progenitores de nuestros cónyuges deban  convertirse en nuestros adversarios. Tener buenos suegros es como tener buenos padres, pero tenemos que cultivar las buenas relaciones con ellos de forma intencional; esto implica que debemos tratarlos bien, que los respetemos y que nos ganemos su respeto; que los cuidemos, y que aprendamos a atender sus consejos; no olvidemos que un buen yerno o una buena nuera siempre tendrá buenos suegros. —¡Gracias Señor por mis suegros!

© CAYADO Consultancy – Enero 2015

Posted on January 17, 2015, in Éxodo, Rut and tagged , , , , . Bookmark the permalink. 1 Comment.

  1. Así es.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: