¡Agradecido por mi fragilidad!

Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.
2 Corintios 12:9  NTV

__________________________________________________________________

Muchas veces no queremos aceptar nuestra fragilidad como seres humanos, queremos sentirnos fuertes y hasta invencibles. Es por eso que un poco de poder, posesiones o bienestar pueden volvernos soberbios, creyendo que con ellos tenemos el control absoluto de nuestra vida. Es sólo cuando reconocemos humildemente ante Dios nuestra fragilidad, que nos volvemos realmente fuertes, ya que la verdadera fortaleza del ser humano descansa en la gracia de Dios. —¡Gracias Señor por mi fragilidad!

© CAYADO Consultancy – Enero 2015

Posted on January 8, 2015, in 2 Corintios and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: