¡Perdón!

Al escuchar las noticias, David y sus hombres rasgaron sus ropas en señal de dolor. Hicieron duelo, lloraron y ayunaron todo el día por Saúl y su hijo Jonatán, también por el ejército del Señor y por la nación de Israel, porque ese día habían muerto a espada.

2 Samuel 1:11-12 NTV

__________________________________________________________________

¿Es posible sentir dolor por quien busca nuestro mal? ¡Por supuesto!, si nuestro corazón está limpio y ha perdonado, podemos sentir compasión y misericordia incluso por aquellos que han procurado destruirnos.

© CAYADO Consultancy – Diciembre 2014 

Posted on December 1, 2014, in 2 Samuel and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: