¡El toque!

“Cualquiera que fuera la enfermedad, el toque de su mano los sanaba a todos.”

Lucas 4:40b NLT

__________________________________________________________________

Cuando Jesús sanaba a alguien siempre lo tocaba, o existía alguna conexión física con la persona que recibía el milagro.

Y es que Jesús no nos mira como un simple objeto; Él va más allá queriendo establecer un vínculo personal con cada uno de nosotros.

El mensaje de salvación de Dios no es un mensaje masivo e impersonal; todo lo contrario, es un mensaje que nos impacta y nos transforma de manera individual.

Los seres humanos no somos elementos en una “cadena de producción”; somos únicos, necesitados de sentir el toque particular de Jesús en nuestras vidas.

© CAYADO Consultancy – Mayo 2014 

Posted on May 7, 2014, in Lucas and tagged , , , . Bookmark the permalink. 2 Comments.

  1. Angelica Melendez

    Asi es, el tocó y permitió que le tocaran aún aquellos “indignos de ser tocados” como el leproso,
    la mujer que sufría de flujo de sangre… y la pecadora que lavó sus pies con sus lágrimas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: