Olas

“Oigo el tumulto de los embravecidos mares, mientras me arrasan tus olas y las crecientes mareas. Pero cada día el Señor derrama su amor inagotable sobre mí, y todas las noches entono sus cánticos y oro a Dios, quien me da vida.

Salmos 42:7-8 NLT

__________________________________________________________________

¿Alguna vez ha sido arrastrado por una ola? Es una experiencia para nada agradable; uno termina desorientado, tragando mucha agua salada, y lleno de arena; simplemente perdemos el control nos volvemos vulnerables siendo llevados de aquí para allá por las olas del mar.

No sabemos que situación pudo haber pasado el salmista para sentirse como en medio de un mar embravecido, arrastrado por olas y anegado por las aguas; lo que sí sabemos es que en medio de esta situación estaba convencido de lo siguiente:

  • Cada día, sin importar las circunstancias, recibía el ilimitado amor de Dios sobre su vida.
  • Cada día, sin importar las circunstancias, alabaría a Dios.
  • Cada día, sin importar las circunstancias, se comunicaría con Dios.
  • Cada día, sin importar las circunstancias, su vida dependería de Dios.

No importa que tipo de olas vengan a su vida, simplemente descanse en Dios.

© CAYADO Consultancy – Enero 2014 

Posted on January 12, 2014, in Salmos and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: