Un amor que corrige

“¿Por qué te quejas de tu castigo, de esta herida que no tiene cura? He tenido que castigarte porque tus pecados son muchos y tu culpa es grande.

Jeremías 30:15 NLT

__________________________________________________________________

Para muchas personas, versículos bíblicos como éste contradicen al Dios de amor predicado por Jesús.

Sin embargo, que el Señor nos ame no significa que no seamos corregidos cuando es debido; este tipo de reprimenda siempre será para nuestro bien, y si Dios nos corrige, es porque le importamos.

Aquellos a quienes no les interesa nuestra vida, nos abandonarán a nuestra suerte, les dará igual vernos sufrir o no; ignorarán nuestra queja y no nos brindarán el remedio para nuestro sufrimiento.

En cambio, el dolor que Dios permite que atravesemos, nos perfecciona y nos moldea con el propósito que seamos restaurados y no volvamos atrás.

El Señor cura nuestras heridas y siempre estará a nuestro lado, aun cuando todos nos desprecien y nos abandonen.

© CAYADO Consultancy – Noviembre 2013 

Posted on November 15, 2013, in Jeremías and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: