¡Aplastados!

“Así que hice lo que me dijo y encontré al alfarero trabajando en el torno; pero la vasija que estaba formando no resultó como él esperaba, así que la aplastó y comenzó de nuevo.”

Jeremías 18:3-4 NTV

__________________________________________________________________

Cuando decimos que nuestra vida está en las manos de Dios, y que Él es nuestro Señor; debemos reconocer que Él puede hacer con ella lo que desea.

Ya no podemos decir: “mi vida es mía y puedo hacer con ella lo que me venga en gana” -¡No!-, si Dios es nuestro dueño, es Él quien decide sobre mi vida, ya no es lo que “yo” quiero, sino lo que “Él” quiere.

Así que, si nos “aplasta” y comienza a “darnos forma” de nuevo, aunque nos duela o no lo entendamos, podemos estar seguros que al final todo este proceso será para nuestro bien.

© CAYADO Consultancy – Noviembre 2013 

Posted on November 5, 2013, in Jeremías and tagged , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: