Obediencia

“Esto dice el SEÑOR: «No dejen que el sabio se jacte de su sabiduría, o el poderoso, de su poder, o el rico, de sus riquezas. Pero los que desean jactarse que lo hagan solamente en esto: de conocerme verdaderamente y entender que yo soy el SEÑOR —quien demuestra amor inagotable y trae justicia y rectitud a la tierra— y que me deleito en estas cosas. ¡Yo, el SEÑOR, he hablado!”

Jeremías 9:23-24 NTV

__________________________________________________________________

Nuestra obediencia a Dios es la verdadera señal de que pertenecemos al pueblo de Dios.

Las posesiones, la inteligencia, y el poder no son permanentes; por lo tanto, no son el mejor fundamento de nuestra vida.

Es la razón por la que muchas personas no son felices ni le encuentran propósito a su vida; aunque sean muy ricos y éxitosos, sean muy inteligentes o gocen de mucho poder.

La vida cobra sentido cuando obedecemos a Dios, demostrando así que en verdad le conocemos y hemos aceptado su Señorío en nuestra vidas.

© CAYADO Consultancy – Octubre 2013 

Posted on October 22, 2013, in Jeremías and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: