¡No hay excusas!

“Oh Soberano Señor —respondí—. ¡No puedo hablar por ti! ¡Soy demasiado joven! No digas: “Soy demasiado joven” me contestó el Señor, porque debes ir dondequiera que te mande y decir todo lo que te diga. No le tengas miedo a la gente, porque estaré contigo y te protegeré. ¡Yo, el Señor, he hablado!”

Jeremías 1:6-8 NTV

__________________________________________________________________

En muchas ocasiones me he sentido incapaz de cumplir la misión a la cual el Señor me ha llamado, esto ocurre especialmente cuando me enfoco en mis propias capacidades. Cuando esto pasa, lo más fácil es darle excusas a Dios explicándole el por qué no puedo cumplir con mi misión de vida.

Es entonces cuando Dios me recuerda, que juntamente con la misión, me da los recursos que necesito para cumplir lo encomendado, destruyendo así, toda justificación que pueda presentar; pero lo más importante, Dios no me manda solo, Él ha prometido ir conmigo y defenderme.

© CAYADO Consultancy – Octubre 2013 

Posted on October 10, 2013, in Jeremías and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: