No puedo

“Cuando Jesús lo vio y supo que hacía tanto que padecía la enfermedad, le preguntó: —¿Te gustaría recuperar la salud? —Es que no puedo, señor —contestó el enfermo—, porque no tengo a nadie que me meta en el estanque cuando se agita el agua. Siempre alguien llega antes que yo.”

Juan 5:6-7 NTV

__________________________________________________________________

Habían pasado treinta y ocho largos años desde que estaba enfermo; no podía caminar, sus músculos estaban atrofiados; pero lo más triste no era el no poderse mover, lo más triste era que sus sueños, sus esperanzas y su autoestima también estaban inválidos…

Cuando estamos enfermos, no importa si es una enfermedad física o espiritual, generalmente nos encontramos postrados, tirados en el suelo, solo inspirando lástima y esperando que sean otros los que hagan algo por nosotros.

Jesús siempre toma la iniciativa, y nos pregunta si queremos salir de nuestra postración, si queremos ser sanos de nuestra enfermedad.

Pero debemos tener cuidado en cómo le respondemos, pues en lugar de decirle: “Sí, quiero ser sanado”, podemos comenzar a brindarle excusas, explicándole las razones por la cual no podemos salir de nuestra postración diciéndole: “Es que no puedo, señor.”

Es Jesús quien sana nuestra vida, es Él quien nos levanta de nuestra parálisis espiritual, física, moral y emocional; la pregunta sigue siendo válida: —¿Te gustaría recuperar la salud?

© CAYADO Consultancy – Septiembre 2013 

Posted on September 24, 2013, in Juan and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: