Nuestro vino interior

“Jesús le dijo a los sirvientes: «Llenen las tinajas con agua»… «Un anfitrión siempre sirve el mejor vino primero —le dijo —. Y, una vez que todos han bebido bastante, comienza a ofrecer el vino más barato. ¡Pero tú has guardado el mejor vino hasta ahora!».”

Juan 2:7, 10 NTV

__________________________________________________________________

El vino se había acabado, esto podía echar a perder la boda y con ello la felicidad de los recién casados. Se necesitaba un milagro para que la novel pareja, no fuera abrumada por el vergonzoso recuerdo que tendrían, del día en que iniciaban su nueva vida.

Pero Jesús hizo de algo simple, algo que fue considerado lo mejor; y es que esa es su especialidad, tomar aquello que se considera común, y hacerlo algo espectacular.

Y lo mismo hace con nosotros, Jesús nos transforma; hace que lo mejor de nuestro interior surja; aquello que los demás pueden considerar insignificante, o incluso inservible en nuestras vidas, Jesús lo convierte en algo muy especial y apreciado.

Dejemos que Jesús nos transforme, y que revele todo el potencial que Él ya puso en nosotros al crearnos maravillosos.

© CAYADO Consultancy – Septiembre 2013 

Posted on September 21, 2013, in Juan and tagged , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: