Oyendo al gallo cantar

“Pedro les contestó con más fuerza: —¡Ya les dije que no conozco a ese hombre! ¡Que Dios me castigue si no estoy diciendo la verdad! En ese momento, el gallo cantó por segunda vez, y Pedro se acordó de lo que Jesús le había dicho: «Antes de que el gallo cante dos veces, tú habrás dicho tres veces que no me conoces.» Y Pedro se puso a llorar con mucha tristeza.

(Marcos 14:71-72 TLA)

__________________________________________________________________

“Yo no he escuchado al gallo cantar; pero sin duda alguna, he negado y me he alejado de Jesús en muchas ocasiones.”

Negar a Jesús con mis palabras y acciones es algo que demuestra mi ingratitud y deslealtad hacia Jesús; causa que sienta tristeza y decepción de mí mismo y obviamente, me ha hecho pensar que no soy merecedor del perdón y la gracia de Dios. Sin embargo, y sin entenderlo completamente, Dios mismo ha usado estas negaciones para moldearme y hacerme crecer en la fe.

Sin pretender abusar de la Gracia de Dios, hay algunas acciones concretas que me han ayudado a no quedarme estancado cuando he experimentado la amarga experiencia de negar a Jesús:

  1. Reconocer que mi “negación”, no es simplemente una “debilidad” personal o un “fallo” como humano. He reconocido que es pecar contra Dios.
  2. Pedir perdón por mi pecado. La Biblia nos dice que el que confiesa sus pecados “alcanza misericordia”; pero también nos hace reconocer que sólo Dios puede perdonarnos.
  3. Creer y aceptar el perdón recibido. Esto es mucho más difícil, pues he encontrado que es más fácil una aceptación intelectual del perdón y no una aceptación vivencial; es decir, decimos que hemos sido perdonados pero vivimos o nos sentimos como si esto aún no ha pasado.
  4. “Alejarme de las fogatas.” En otras palabras alejarme de todo aquello que puede llevarme a negar a Jesús; y finalmente,
  5. Vivir un día a la vez. No me sirve de nada estar trayendo el pasado a mi presente, eso ya pasó; tanto lo bueno como lo malo. Pero tampoco me sirve de nada vivir “suponiendo” el futuro. Lo real que tengo es el hoy, y por lo tanto mi compromiso debe ser: mantenerme fiel a Dios hoy, vivir en integridad hoy, no negar a Jesús hoy.

© CAYADO Consultancy – Julio 2013 

Posted on July 27, 2013, in Marcos and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: