¡Brinca como resorte!

“Entonces Jesús se detuvo y dijo: —Llámenlo. La gente llamó al ciego y le dijo: —¡No tengas miedo! Ven, que Jesús te llama. El ciego tiró su manto, y de un salto se puso de pie y se acercó a Jesús. Jesús le dijo: —¿Qué quieres que haga por ti? El ciego respondió: —Maestro, haz que pueda yo ver de nuevo. Jesús le dijo: —Puedes irte; estás sano porque confiaste en Dios. En ese momento, el ciego pudo ver de nuevo, y siguió a Jesús por el camino.

(Marcos 10:49-52 TLA)

__________________________________________________________________

¿Cómo respondo cuándo Jesús me llama? Dice la escritura que Bartimeo arrojó a un lado su capa y que de un salto se puso de pie y se acercó a Jesús; ¿Actúo yo con esa misma prontitud al llamado del maestro? –Debo confesar que he sido muy veloz para pedirle a Dios por aquello que necesito, pero que he sido muy lento para responder a su llamado para servirle.

¿Por qué Jesús le habrá preguntado a Bartimeo que quería? ¿Acaso no era evidente que era ciego y que por lo tanto lo que buscaba era un milagro de sanidad? -Jesús conoce nuestra condición, pero Él desea que nosotros establezcamos una comunicación con Él, expresándole nuestra necesidad.

La clave para que Jesús obre milagros en nosotros es confiar en Él. Debemos creer que Jesús puede hacer en nuestras vidas, lo que necesitamos.

© CAYADO Consultancy – Julio 2013 

Posted on July 19, 2013, in Marcos and tagged , , , . Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: