RSS

Category Archives: Génesis

Éxito

“Así que cuando llegué al manantial, hice esta oración: Oh Señor, Dios de mi amo, Abraham, te ruego que me des éxito en esta misión.

Génesis 24:42 NLT

__________________________________________________________________

El siervo de Abraham estaba claro en algo; solamente Dios podía hacer que él cumpliera su misión con éxito.

Por supuesto, esto no implica sentarnos y esperar que todo “nos caiga del cielo” sin hacer ningún esfuerzo.

El éxito del siervo de Abraham fue precedido de acciones muy concretas:

  • Él supo seguir instrucciones; no hizo lo que quiso.
  • Emprendió un largo y arduo viaje de búsqueda; no espero que Rebeca fuera hacia él.
  • Estableció criterios de selección y observó; no utilizó la ley del menor esfuerzo.
  • Fue hábil para vender su misión a la familia de Rebeca; hizo lo necesario para que ella tomara la decisión.
  • Pero lo más importante, oro pidiendo que Dios le diera éxito en su misión; nunca pensó que el éxito sería por los muchos regalos que llevaba.

Reconocer que nuestro éxito depende de Dios, es el primer paso para ser más que triunfadores en las metas que nos proponemos.

Ahora que iniciamos el 2014 es un buen momento para orar a Dios pidiéndole que nos de éxito en nuestra misión.

© CAYADO Consultancy – Enero 2014 

 
Leave a comment

Posted by on January 1, 2014 in Génesis

 

Tags: ,

Un corazón diferente

“Pero no se inquieten ni se enojen con ustedes mismos por haberme vendido. Fue Dios quien me envió a este lugar antes que ustedes, a fin de preservarles la vida.

Génesis 45:5 NTV

__________________________________________________________________

Cuando Dios está con nosotros y sabemos cuál es nuestra Misión de Vida, nuestro corazón estará sano, no guardará rencor, perdonará sin importar la magnitud de la ofensa, y liberará de la culpa al que nos haya ofendido y nos haya hecho daño.

© CAYADO Consultancy – Septiembre 2013 

 
Leave a comment

Posted by on September 7, 2013 in Génesis

 

Tags: , , , ,

¿Es usted exitoso?

“El SEÑOR estaba con José, por eso tenía éxito en todo mientras servía en la casa de su amo egipcio. Potifar lo notó y se dio cuenta de que el SEÑOR estaba con José, y le daba éxito en todo lo que hacía.

Génesis 39:2-3 NTV

__________________________________________________________________

Cuando José fue vendido como esclavo, fácilmente pudo haberse sumido en la depresión, la amargura, el odio, la queja y el rencor. Eran muchas las adversidades que atravesaba en ese momento, pero él supo que no estaba solo; ¡Dios estaba con él!, y decidió obedecerle y serle fiel a pesar de las circunstancias.

Esto nos enseña que José aprendió a cultivar esa comunión íntima con Dios; no solo en momentos de felicidad, sino también en medio de la adversidad.

También aprendemos que el secreto de una vida exitosa, no radica en las circunstancias externas, consiste en que Dios esté con nosotros. Parece paradójico que el hombre “libre” se diera cuenta que el “esclavo” era exitoso; parece ser que entendió que el éxito era algo más que la condición social, las posesiones o las libertades que pudiera tener; y es que, cuando la mano del Señor estás sobre nosotros no pasa desapercibido, y eso nos abre las puertas del éxito aun en las circunstancias menos imaginadas.

Hoy día se nos ha hecho creer que éxito radica en los extremos; la riqueza “extrema”, la belleza “extrema”, el poder “extremo”, la satisfacción de placeres “extrema”, la libertad “extrema”; sin embargo para Dios nuestro éxito radica en obedecerle, “Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito.” (Josué 1:8)

Y usted, ¿Qué criterio está utilizando para medir su éxito? ¿Se considera exitoso por lo que hasta hoy “ha” logrado, o porque Dios está con usted?

Recuerde, cuando Dios está con nosotros, no pasaremos desapercibidos.

© CAYADO Consultancy – Septiembre 2013 

 
Leave a comment

Posted by on September 6, 2013 in Génesis

 

Tags: , ,

No vendas más esclavos

“Mi señor, yo le garanticé a mi padre que me haría cargo del muchacho. Le dije que, si no lo llevaba de regreso, yo cargaría con la culpa para siempre.

Génesis 44:32 NTV

__________________________________________________________________

Dios nos transforma. Ante el poder de Dios, nuestro pasado pierde el poder de controlarnos, pues Dios nos hace nuevas criaturas, con pensamientos y acciones diferentes.

Por envidia, José fue vendido como esclavo por sus hermanos. Para ocultar este hecho, tomaron la ropa de José, la mancharon con sangre y se la llevaron a su padre, este creyó que su hijo había sido devorado por animales salvajes. El impacto de la supuesta muerte de José en la vida de Jacob no fue algo que les importó.

Algunos años después, encontramos que los hermanos de José habían sido transformados, a tal grado que lo que antes no les importaba, ahora era algo vital; cuidar por la vida de otros. Habían dejado atrás el egoísmo, la envidia y la venganza; sin duda alguna Benjamín pasó a ser el consentido de Jacob, pero eso ya no les afectaba.

Cuando Dios nos transforma, los demás nos importan. Y esto es lo que necesita hoy día nuestra sociedad, que dejemos de pensar un poco en nosotros e interesarnos por los que nos rodean; que dejemos de “vender esclavos” y que velemos por el bienestar de los más débiles.

© CAYADO Consultancy – Septiembre 2013 

 
Leave a comment

Posted by on September 5, 2013 in Génesis

 

Tags: ,

La actitud de un Intercesor

Pero Dios pensó: «No puedo ocultarle a Abraham lo que voy a hacer, porque sus descendientes formarán una nación grande y poderosa. Por medio de ellos todas las naciones de la tierra van a ser bendecidas…

Sin embargo, Abraham se quedó ante Dios, y acercándose a él le dijo: —No me digas que vas a matar a los buenos junto con los malos…

Pero Abraham volvió a decir: —Dios mío, perdona mi atrevimiento de hablar contigo, pues ante ti no soy nada…

De nuevo dijo Abraham: —Yo te ruego, Dios mío, que no te enojes conmigo, pero sólo insistiré una vez más. ¿Y qué tal si sólo se encuentran diez? Y Dios le aseguró: —Por esos diez, no destruiré la ciudad. Luego de hablar con Abraham, Dios se fue de allí. Abraham, por su parte, regresó a su tienda de campaña.

(Génesis 18: 17-18; 22-23; 27; 32-33 TLA)

_______________________________________________________________________________

Abraham no sólo es para nosotros un ejemplo de fe, también nos modela algunas características que deberían describir la actitud de un intercesor:

  1. Un intercesor desarrolla una Comunicación Fluida con su Padre Celestial, a tal grado que el Señor mismo le hace conocer sus planes, no le oculta lo que piensa hacer.
  2. Un intercesor se Acerca a Dios con respeto, pero al mismo tiempo con confianza. Quien intercede por otros no tiene pena o temor de clamar en favor de su prójimo, de su comunidad, de su nación.
  3. Un intercesor es movido por el propósito de ayudar o bendecir a otros por medio de su ruego. La Intercesión excluye automáticamente el egoísmo o el egocentrismo; la intercesor no busca recibir, se enfoca en que otros reciban; incluso, el intercesor no buscar reconocimiento por su oración, el anonimato es el testigo silencioso de la negociación que hace en favor de los beneficiarios de su oración.
  4. Un intercesor sabe cuándo debe de cesar en su ruego. La persona que intercede no pretende “torcerle el brazo a Dios”, busca por medio de su ruego que la voluntad de Dios prevalezca ya que reconoce que ésta siempre desea lo mejor para el ser humano.

¿Sigo el ejemplo de Abraham al interceder por otros?

© David García – Junio 2013 

 
2 Comments

Posted by on June 24, 2013 in Génesis

 

Tags: , , , , , ,

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 879 other followers